Llegar a ser una lovemark es un anhelo para la gran mayoría de las empresas, la manera en la que los consumidores se sienten partícipes de la marca y desarrollan por esta un verdadero amor es el deseo de toda estrategia de fidelización. Atrás quedaron las estrategias racionales y la búsqueda de la practicidad, ahora se apela directamente al corazón, a los sentimientos. ¡Bienvenidos a la era de los amantes de las marcas¡

¿Qué es esto de una Lovemark?

En realidad no es muy complicado, su significado viene de un anglicismo que hace referencia al concepto creado por Kevin Roberts, que define la posición de una marca dentro de una cultura. La empresa atrae al consumidor a través de los sentidos y logra mantener una relación leal y estable gracias a que es capaz de introducir emoción en la forma de relacionarse. Este amor por la marca hace que los consumidores incorporen sentimientos como el de perdonar fallos leves en el producto o en el servicio.

La realidad de cómo llegar a ser una verdadera lovemark no es tan sencilla, no todo el mundo puede llegar a conseguir que su marca brille y sea amado, esto lleva mucho esfuerzo y dedicación y entender a la perfección a nuestro consumidor. Si aun así te has decidido a adentrarte en este objetivo te dejamos unos pasos importantes que debes tener en cuenta en tu estrategia:

Pasos:

1. Debes de ser emocional, céntrate en las emociones que quieres transmitir y hazlas llegar a tu consumidor con sólidos argumentos.

2. Ponte en su piel, ¿qué busca? ¿Cómo lo busca? ¿Qué siente? ¿Qué espera conseguir?… Son algunas de las preguntas que debes de plantearte para conocer a la perfección a tu cliente.

3. Concéntrate en un nicho de mercado para poder focalizar tus estrategias en ellos. A todos nos gustaría poder tener un público objetivo lo más amplio posible y poder registrar todo tipo de consumidores, pero lo cierto es que si no segmentas de una manera óptima tus estrategias y comunicación se diluyen y el mensaje no acaba de quedar claro.

4. Un paso muy importante al que debes de prestarle especial atención es el siguiente; crea experiencias. Es la mejor manera de poder empatizar con tu público objetivo. Analiza sus gustos y preferencias y dales experiencias relacionadas con estas. Con un poco de esfuerzo podrás ver cómo tus consumidores son más receptivos e incuso su actitud hacia la marca es más positiva.

5. Sé tu mismo. Si hay una estrategia va en contra de lo que la empresa considera, no fuerces la situación. Sé fiel a los valores ,misión y visión que propusiste desde el principio, cambiar ahora y modificarlos no te dará más amantes de marca sino que te los quitará y tu imagen se verá afectada.

1077Ver

Leave a Comment