Es muy probable que ya hayas oído hablar alguna vez de este término, está estrechamente ligado al Ecommerce y nos permite de una manera gráfica observar los distintos pasos que deberían dar nuestros usuarios en el funnel o embudo de conversión hasta alcanzar la conversión deseada y los usuarios que perdemos por el camino.
En el caso contrario, que nunca hayas escuchado esta estrategia, tengo algo que decirte; ¡sorpresa! sí que tienes un embudo de conversión. Ahora bien, su funcionalidad o lo optimizada que esta esté es ya otra cuestión.

Para llevar a cabo una estrategia de conversión eficiente lo primero que debemos tener definidos son:

Los pasos que debe dar el usuario en el embudo de conversión:

Imaginemos que en nuestro ejemplo tenemos estas 5 fases:

VISITA WEB
PÁGINA DE COMPRA
CARRITO DE COMPRA
FORMULARIO
PAGO


Lo ideal sería que todos los que visitan nuestra web acaben comprando nuestros bienes o servicios, pero esto suena demasiado surrealista, de una manera u otra acabaremos perdiendo usuarios por el camino, debemos asumirlo es de lo más normal, lo que debemos hacer es identificar cuáles son los motivos por los que los usuarios interrumpen su compra en cada una de las fases.

Una solución sencilla para identificar por donde estamos perdiendo más usuarios es realizar test A/B es decir, crear dos versiones de la misma página cambiando sustancialmente algunos elementos. De esta manera podremos observar qué página es la que menos visitas recibe.

¿Qué es para nosotros una conversión?

Lo más normal es que tu objetivo sea vender en la web, pero no siempre tiene porque ser esto, en algunas ocasiones se busca que el cliente se ponga en contacto, que nos deje información en forma de leads o incluso que se suscriba a la newsletter.

¿Por qué necesitas una estrategia funnel en tu negocio?

Tener control sobre esta estrategia te permitirá saber qué es lo que está ocurriendo en tu web, si eres capaz de comprender lo que hacen tus usuarios cuando te visitan y cuáles son las fases en las que los pierdes hasta la conversión te dará pistas sobre dónde tienes que trabajar más. Recuerda, la información es poder. Será imprescindible para definir tu embudo de conversión

Conclusión

Lo más importante de esta estrategia es la información que nos deja, saber discernir cuántos usuarios perdemos hasta la conversión en cada una de las fases del funnel y por lo tanto realizar cambios y mejoras para focalizar nuestros esfuerzos hacia nuestro objetivo.

1050Ver

Leave a Comment